Un hombre encuentra una patata de más de 750 kilos en el patio de su casa en La Solana

Patata gigante

Un hombre de La Solana encontró el pasado 20 de octubre una patata de grandes dimensiones en el patio trasero de su vivienda. La misma se encontraba cercana a un pequeño arriate en el que en principio solo había unas plantas ornamentales como geranios y periquitos.

Esta era nuestra broma con motivo del Dia de los Inocentes 2016 😉

Alertado por una grieta que se estaba haciendo visible en el suelo del citado patio, así como algunas baldosas que se encontraban levantadas, el hombre decidió remover en la tierra, encontrándose con la parte superior del tubérculo. Tras retirar algunas losetas y parte del cemento con un pistolete consiguió dejar al descubierto la enorme patata.

En un principio el hombre y su esposa decidieron no contar nada a nadie y usar este prodigio de la naturaleza para su propio provecho gastronómico. Pero el hombre finalmente, hastiado tras más de dos meses alimentándose de patata en las tres comidas se ha decidido a mostrar su hallazgo, sin descartar además donar lo que queda de la misma a un banco de alimentos.

“Estaba harto de desayunar puré, comer moje y cenar mazamorra todos los días”, declaraba con claros síntomas de empacho, “hasta el perro se ha hartado de patata, ya que le hemos echado los más de 60 kilos de caliches que le hemos quitado a la misma, así como las mondas”, añadía. Todo ello sin contar con el gran esfuerzo físico que han debido hacer para pelar este vegetal gigante con ayuda de una guadaña y una motosierra.

No obstante no se explica como puede haber surgido este gran tubérculo en su corral ya que asegura que nunca ha habido sembradas patatas ni nada parecido. La enorme mata que acompañaba al tubérculo podía haber delatado la presencia del mismo pero sin embargo los dueños de la casa no sospecharon nada: “Siempre creímos que era una higuera, aunque era raro que no echase ni higos, ni brevas ni macocas”.

Tampoco encuentra una explicación al fenomenal tamaño alcanzado por esta patata en su propiedad: “Yo de patatas sé lo normal, que son una especie de planta herbácea perteneciente al género Solanum de la familia de las solanáceas originaria de Sudamérica y cultivada por todo el mundo por sus tubérculos comestibles y todo eso… pero desconocía que pudiesen llegar a ser tan grandes”.

La parte restante de la patata que este hombre y su esposa no se habían comido está siendo ya inspeccionada sobre el terreno por un grupo de expertos, tras lo cual se decidirá que hacer con la misma.

Este vecino de La Solana prefiere mantener el anonimato y la ubicación del hallazgo para evitar que curiosos puedan acudir a sus cercanías a rebuscar por si hay mas: “No me faltaba ahora namasque que se llenase esto de listos escarbando por debajo de las portás o por los alrededores. Bastantes zanjas tenemos ya en el pueblo”, concluía.