El cementerio, muy visitado en los días previos a la festividad de ‘Los Santos’

Cementerio de La Solana - 01

Un año más el cementerio se convierte en un ir y venir de personas que se afanan en limpiar las lápidas de sus seres queridos. Un hecho tradicional y que este año se ve acompañado del buen tiempo. Incluso con una temperatura casi primaveral este viernes 30 de octubre. Es habitual ver a las personas con cubos y productos de limpieza para acondicionar las tumbas por los efectos del viento o lluvia así como el paso del tiempo. Otro de los clásicos son las flores que poco a poco van adornando las lápidas de cara a la festividad de Todos los Santos.

Durante varios días es contínuo el tránsito de personas en dirección al camposanto. De hecho el aparcamiento aledaño se mostraba muy concurrido. El acceso se realiza por el camino tradicional y ya se ha desviado el tráfico de salida por el camino que circunda la zona para descongestionar el tráfico y conseguir mayor fluidez.