Tiembla el Campo de Montiel

Ossa de Montiel, primer pueblo de Albacete (o último, según la dirección del viaje) a 54 kilómetros de La Solana, con una población de 2.500 habitantes, se convertía este lunes 23 de febrero en centro neurálgico de la noticia a nivel nacional.

El temblor de tierra -de 5,2 grados en la escala Richter- sacudió a media España. LaSolanaDigital se desplazó a la zona para conocer de primera mano el suceso.

Como curiosidad, la distancia de La Solana al epicentro es idéntica al anterior seismo que también se percibió con claridad en nuestro municipio: Pedro Muñoz (agosto de 2007).

“Pense que se me caería la casa y las calles estarían abiertas”

Prensa de todo el país se hizo eco de la noticia desde el seísmo a las 17.16 horas. A medida que la noche caía sobre el Campo de Montiel, la redacción de LaSolanaDigital acudió a la zona en la que en primer término se hablaba de una posible grieta. Pero tanto Guardia Civil, como protección civil y delegación del gobierno lo negaban.

Lo que nadie podía ocultar era el asombro por lo ocurrido como explicaba una vecina: “estaba en el sofá y de repente todo se puso a temblar. Al principio no daba crédito y empecé a agobiarme”. Esta joven, en plena Plaza del pueblo, destacaba que fue una situación desagradable “pensaba que se me caería encima la casa y que las calles estarían abiertas, era como una película”.

Maria Luisa Clemot (Alcaldesa): “Todo ha quedado en un susto”

Desde el ayuntamiento, la alcaldesa de Ossa de Montiel Maria Luisa Clemot confirmaba en exclusiva a LaSolanaDigital la ausencia de daños personales y materiales y tranquilizaba a la población. “Todo ha quedado en un susto, una anécdota”. Tras recorrerse todo el término municipal en busca de algún desperfecto parece que todo fue fruto de “algun gracioso” que rápidamente difundió imágenes de una grieta procedente de alguna inundación en Andalucía. En cualquier caso bromeaba con el equipo de LaSolanaDigital “este pueblo es resistente”. Nunca mejor dicho.

Epicentro e hipocentro

El epicentro (punto de la superficie en la que se transmite el seismo) estuvo situado entre Ossa de Montiel y Sotuélamos. El hipocentro (lugar donde se produce el seismo propiamente dicho), fue a 10 kilómetros de profundidad. En el terremoto de Lorca -de mayor intensidad- el hipocentro estuvo sólo a un kilómetro de profundidad, ahí está la clave de que no haya habido grandes destrozos.

Las siguientes lecturas que están apareciendo como las prospecciones para realizar fracking en la comarca, y el revuelo social que se ha generado, son tema para otro debate que desde luego deberán abordar con minuciosidad los expertos y gobernantes.

Por el momento Ossa de Montiel intenta recuperar la normalidad. Por cierto curiosidad del destino o no, estamos en pleno cuarto centenario de la publicación de la Segunda Parte del Quijote (1615-2015). Es como si esta tierra, fría, cada vez más despoblada, de altiplanicie, se hubiera reivindicado para ser escuchada.. una reflexión tan quijotesca como el 23-F… de 2015.