El central del Club de Futbol La Solana, Gabriel Sancho, respondió a las preguntas de los periodistas en rueda de prensa este miercoles 29 de Octubre. El jugador solanero recibió un duro golpe en la cabeza en la recta final del partido ante el CD Miguelturreño este pasado domingo, y tuvo que ser atendido en el hospital de Manzanares tras el encuentro, descartando cualquier lesión o daño a causa del golpe. Todo quedó en un susto.

Según palabras del propio jugador, casi le dolió más la pérdida de los tres puntos que el propio golpe, por lo inesperado de la derrota ante un conjunto al que creían conocer pero que según Sancho, les volvió a sorprender, como en temporadas pasadas.

Preguntado sobre si ve peligrar la buena situación en la tabla que ocupa actualmente el equipo amarillo el jugador reconoció que vienen partidos muy dificiles ya que les toca jugar contra equipos de la parte alta de la tabla. Asimismo dijo no encontrar una explicación para la cantidad de goles encajados por el conjunto solanero a pesar del perfil aparentemente más defensivo en los últimos partidos, puesto que en realidad los rivales no disponen de muchas ocasiones, pero lo cierto es que consiguen transformar muchas de las que tienen.

El equipo afronta su salida para el partido en Tobarra con aún más bajas que la semana anterior, como por ejemplo la de Javi Nuñez por sanción. Sancho reconoció que la plantilla es corta, pero que lo és desde el principio, algo conocido y con lo que se decidió afrontar la temporada por parte del club. Cuestionado por la posible dependencia del equipo de jugadores como Naranjo, asume que para el sistema de juego de los amarillos tener una referencia arriba como José Ramón Naranjo (lesionado actualmente) es fundamental.

En palabras del propio Sancho, saben que les espera un duro partido contra el UD Tobarra, pero van a ir a por todas.